martes, 29 de julio de 2008

Totalmente de acuerdo

Estoy leyendo Ambigüedad de Elliot Pearlman y justo ayer leía esto:

"En el siglo XIX algunos pensadores dijeron que, como colorario del contrato social implícito entre los individuos y la sociedad para el beneficio mutuo, el Estado debía tener mayor responsabilidad en el bienestar económico de los ciudadanos. ¡Muy buena idea¡ Pero ¿qué sucede? Se lleva la idea al extremo. Mayor responsabilidad se transofrma en responsabilidad total y control total por parte del Estado de la actividad económica. Esta transformación tiene lugar en Rusia y China, y millones de personas son encarceladas o mueren a causa de ella. En el siglo siguiente acaba tiranizada la mitad del planeta. Los que se oponen a ella son asesinados, recluidos en prisiones o tachados de dementes. Cuando finalmente la transformación está tan desacreditada que hasta la abandonan sus defensores, vemos que triunfa arrolladoramente el polo opuesto y emerge una nueva tiranía. La responsabilidad total por parte del Estado en el bienestar económico de los individuos se reduce, no a una responsabilidad parcial, si no a una responsabilidad nula. Un extremo da paso a otro extremo, a una nueva locura, llamada neoliberalismo o, eufemísticamente, globalización, una locura que insiste en que el Estado no debe interferir en el en el funcionamiento salvaje del mercado. Cualquier discurso sobre el bien común se considera intelectualmente sospechoso, como el producto de unas mentes trastornadas."

Se me ocurren muchas cosas que añadir. Justo el día siguiente encuentro este documento. Es un video brillante. Mejor verlo que ponerme a hablar de algo que esta presentación ha resumido y que comparto al 200%


video

Disminuir el consumo, ignorar el marketing hasta donde se pueda, forzar la disminución de la rotación de stock (así me lo enseñaron en la carrera) Podemos formar parte de los que, a los 6 meses, conservan el 50% de lo consumido. Me ha costado una dura discusión con Kristiane, pero creo que están por delante los valores personales que los de mercado o moda.

3 comentarios:

Lorena dijo...

En primer lugar decirte que me hace mucha ilusión que sigas con el libro, y espero que te guste tanto como me gustó a mí.
En segundo lugar decirte que por suerte o por desgracia la sociedad de hoy en día nos hace ser así. Yo comparto tu opinión, pero entiendo que otros, quizá dejandose influir, opinen de ota manera.
Un beso, grandote.

Marta dijo...

Muy buen video. Ya me dirás de donde lo cogiste para usarlo en clase.

Correcaminos dijo...

Bueno Marta, estaba por Youtube y ya no me acuerdo la búsqueda que hice. Lo descargué inmediatamente para que no se me fuera el santo al cielo y se me pasara como tantas otras cosas, porque estoy muy convencido de que este mensaje es importante.