lunes, 19 de diciembre de 2011

Una biografía difusa

Este fin de semana me decían... visité tu blog y todavía estaban las notas de México. Pues sí, aún voy a escribir mucho sobre México, pero no es esto lo que toca hoy.

Me he leído la biografía de Adolfo Aristarain. Para el que no lo sepa, tiene varias películas de obligado visionado pero voy a recomendar, para quien no haya visto todavía ninguna, Martín Hache. El libro fue una grata sorpresa que me duró dos sentadas. Me enganché.

Pero vamos por partes, y al estilo Sergio voy a poner en antecedentes y retroceder después de haber empezado. Conocí al autor de la biografía hace ya la friolera de 18 años o más. Amigo, compañero, cinéfilo y tertuliano de sabias e interminables charlas de música, cine y tantos otros temas, al final puedo destacar que el primer adjetivo es el que más me viene a la cabeza cuando pienso en él.
Ya conocía la existencia del libro desde la semana de las primeras elecciones de este año. Lamentablemente la biografía no llegó hasta la semana después a las tiendas. Tuve que esperar hasta mi viaje en noviembre para comprarlo. Nos tomamos un café y fuimos a la librería Cálamo, que era la que más cerca estaba de nuestro punto de encuentro. Me dedicó el libro y seguimos con nuestras cosas ese día. Tengo que decir que la dedicatoria, una vez leído el libro, me gusta más. Hic dixit: "Para Jorge. Viejo amigo, cinéfilo, viajero, AVENTURERO. Con afecto"

No sería hasta el día de mi regreso que abriría las páginas sentado en el aeropuerto. Me cautivó desde el primer instante. Estaba viendo la habitación, con su ordenador, con sus papeles revueltos, una especie de oleaje mareante para un piloto inexperto. Pero no estamos frente a un capitán de barco; estamos junto a un marinero experimentado a quien le han dejado un timón en un mar desbocado. Ya surcó las aguas de la biografía hablando de Alanis Morissette, Sinéad O'connor o de Enya, pero ahora se enfrentaba a un reto diferente. Ahora conocía al autor y a sus más cercanos colaboradores. La tarea de plasmar todas las impresiones era titánica, mucho más que la de recoger un hecho detrás de otro como las biografías al uso.
Le pasó como a cualquier humano. Sus preocupaciones, sus obsesiones, incluso sus reflexiones se plasmaron en papel. Repite varias veces algunas ideas y recuerdo una frase en la que dice "No estoy de acuerdo con Adolfo..." ¡Pero qué me dices! Un biógrafo que no solo opina si no que se opone a los comentarios del biografiado.

Para mi esta obra no es un paseo por la vida de Adolfo Aristarain. Es un escalestric donde la columna vertebral es la percepción del cine a lo largo de la vida de Adolfo Aristarain y surcan a derecha e izquierda las dudas y pensamientos del autor, el viaje con Carlos y la presencia de los otros inevitables de los que hay que destacar a Mario Camus.

Al final tengo que decir que no es un libro para personas que sean amantes de las biografías al estilo clásico, ni para los amantes del orden, pero sí lo es para los que sepan ver la humanidad de un escritor frente a su obra.

martes, 13 de diciembre de 2011

A pesar de los pesares

Ya pasó un mes y pico desde la última actualización. Seguro que he peridido otro par de seguidores del blog. Vuelvo para decir un par de cosas.

La primera es que me duele España. Fui a votar porque no me gustaba cómo pintaba la cosa y ahora parece que se empeñan en darme la razón. La misma persona que habló en Lugo de crear empleo, y también en otros foros, pone a unos responsables en el gobierno que dice que les viene mal, que tal vez para el año que viene. Si se empeñan tanto en que no vuelva a España, no vuelvo. Parece que quieren que el paro se solucione a golpe de emigración, empeorando la seguridad social y mantando abuelos o mejorando la estadística.
Voy a explicar este punto en especial para quien haya leído el artículo. Hoy he hablado con una persona que estuvo trabajando en el 2003 en Alemania y que ahora está trabajando conmigo. Alemania permitió los trabajos de 400€ sin cargas de seguridad social. Al no tener cargas de seguridad social, el contrato es más barato a los empresarios y, por el menos precio que antes contrataban a una persona a quien pagaba 800€ (más seguridad social) pudo contratar a 2 por 400€ y ahorrarse los costes sociales. Cuando esta persona vino a Bélgica y pidió que le trasladaran las cotizaciones, obviamente los años que trabajó por 400€ no se le han sumado. Obviamente las estadísticas alemanas eran muy buenas pero habría que ver el precio.

Tras varios años de aplicación de la ley, se han dado cuenta recientemente que esto no fuciona y ahora esos contratos de 400€ pagan un 12% de seguridad social. Todo esto lo cuento desde el punto de vista del currito que lo ha vivido.

Otra acotación necesaria es que, al parecer, el INE usa el padrón para llegar a esa estadística. Yo sigo empadronado en Zaragoza y llevo 4 años fuera. A saber lo que hay de emigración en realidad.
En una ciudad es importante tener habitantes para tener más posibilidades de recibir subvenciones o generar más votos. No interesa perder ciudadanos en el padrón y de ahí las promociones tipo tarjeta ciudadana. Aquí, en Bélgica, solicitas el padrón, vas al ayuntamiento, te das de baja del primer lugar y va la policía a visitarte al segundo para comprobar que efectivamente vives donde acreditas.


La segunda cosa la cuento otro día, que se me ha acabado el tiempo por hoy.

martes, 27 de septiembre de 2011

Mérida (Yucatán)

Salimos de Izamal con el sol cayendo y descansados. No entiendo cómo pude tener tantas ganas de dejar el coche al final de la jornada. Bueno, sí lo entiendo. Llegando a Mérida le dije a mi acompañante que mirara la dirección del albergue y llamara para reservar una cama para él. Llamó y me dio la dirección.
El principio me resultó confuso. Las calles van numeradas de pares e impares, así que seguimos la calle 62 entre la 50 y ... pero si no llega. Estuvimos dando vueltas por allá un rato con el coche. Mi compañero de viaje llamó y confirmó la dirección. Imposible. Paramos cerca de un centro comercial después de una hora conduciendo por el casco histórico de Mérida. Realmente me estaba desesperando. No quería tomar nada pero estaba un poco deshidratado, cabreado. Finalmente accedí a una cerveza aunque conducía. Sólo una. El problema no era que estuviéramos en otro barrio. Allí los barrios los llaman colonias. En México las calles toman los números por colonias, así que en una misma ciudad hay varias calles 1, pero en la placa justo debajo pone la colonia. En este caso colinia centro. Dando vueltas al caso me di cuenta que no podía pensar con claridad. Tomé mi agenda y vi que la dirección era otra

  • Pero tu comprobaste con el albergue la dirección.
  • Sí.
  • Pues aquí pone otra.
  • A ver.
Mi copiloto estaba mirando la dirección del albergue en Campeche del día siguiente a quien, como Campeche también tiene números en las calles, pasó desapercibida la diferencia. Salimos hacia la dirección correcta y vimos el desvío al aeropuerto. Comprobé que mi maleta no había llegado y que en el sistema aparecía como entregada en Cancún pero no enviada a Mérida. Me dijeron que fuera a ver el último vuelo, si había suerte.
Dejamos las cosas en el Hostal Nómadas, otro buen sitio para mochileros con piscina y todo pero que llegamos tarde para disfrutarla. Volví al coche después de una cena rápida y me fui a por una maleta que nunca llegó. "En el primer vuelo de la mañana", me dijeron, así que volví y me di una vuelta por el centro, ya solo.
Hicimos cuentas y le dije a Walter que a las 7 de la mañana estaría en pie para ir a por la maleta e ir luego a Dzibilchatun. A la mañana siguiente no apareció, lo que fue el final de nuestro viaje.

Cenar bajo los soportales de Zócalo es una delicia, aunque el camarero no nos atendiera muy bien.

El paseo nocturno por la ciudad es agradable. De lo que debió ser una ciudad maya no queda ni resto y las iglesias me dan una idea de las pirámides que debieron ser destruidas para su construcción ya que el tipo de piedra es similar a lo que he visto antes. Las casas como en Valladolid, un estilo colonial pero los adornos, las rejas de los ventanales, el grosor de los muros y la altura de las casas me demostraban que Mérida había sido muy rica. De hecho fue la primera ciudad fundada por los españoles en Yucatán con la intención de organizar desde ahí la conquista de la península.
Un quiosco de turismo tenía todavía una persona que nos dio una revista de la ciudad, un mapa y una propaganda del Turibus. Callejeamos un rato porque había que verlo.
Miro mis notas y no veo nada escrito. Ese día estaba agotado de conducir, aunque creo que lo que más me cansó fueron las cerca de 2 horas que conduje por ciudad, y eso que Mérida es relativamente pequeña. Me metí un momento en internet y una chica francesa me pidió que le guardara una cosa. El tiempo pasó y no aparecía, hasta que apagaron las luces. Le di lo que fuera y me puse la hamaca en el cuarto para dormir. Se duerme bien en las hamacas.
Me pena no haber hecho una mañana en la ciudad pero, a las 7 estaba en pie, 7:30 desayunado y a las 8:15 que llegaba el primer vuelo ya estaba esperando para que me dijeran que no había llegado nada a eso de las 9. Esta fue la espera en la que me sucedió lo de la mocha que ya comenté. Comienza la carrera del cuarto día sin maleta y con las primeras horas del día perdidas.

Rumbo a Dzibilchactum. 

domingo, 25 de septiembre de 2011

Izamal

El plan era haber llegado el día anterior con más tiempo y haber visitado los cenotes por la tarde, a la llegada. No pudo ser, por lo que el tiempo de los cenotes se lo recorté a la visita de Tizimín, que estaba en agenda.

De nuevo había que llegar a un aeropuerto, en este caso Mérida, a buscar mi viajera mochila. No planeaba llegar pronto, y menos después del percance con el policía, así que sólo habría una parada: Izamal

Antes de hablar de Izamal voy a dar un consejo escuchado a un guía. Al parecer hay visitas guiada con barcas en Río Lagartos para ver las aves en la reserva de la biosfera. Según me dijo este hombre, si en lugar de llegar hasta Río Lagartos se va por la carretera se pueden ver las mismas bandadas de flamencos y otras aves. Me imagino que eso será un viaje bastante largo ya que si tienes que ir parando para ver el espectáculo. En cualquier caso no será para este viaje, al igual que las ruinas mayas de Izamal.

Las ruinas mayas, por decirlo así, son la pequeña parte investigada que queda después de que los franciscanos usaran las piedras de las pirámides para hacer el que era el templo mariano más grande de la América colonizada hasta bien entrado el siglo XVII. Según nos contaron, en la zona había veneración por una diosa, lo que debió dar una idea a los padres y fundaron un templo dedicado a la Inmaculada Concepción. El atrio tiene 7800 metros cuadrados rodeado de arcos. La vista es impresionante y no me extraña que sea lugar de encuentro y peregrinación. El papa Juan Pablo II visitó el lugar y declaró la Virgen de Izamal como patrona de Yucatán.

Quizás no se aprecia en esta foto, pero era muy grande. Estructura robusta y muy cerrada como, en parte, si fuera a ser un sitio defensivo. Al fin y al cabo fue casi la primera en construirse.

No llegamos a ver la pirámide de Kinich Kakmó ni los sacbé que debe haber en las afueras del pueblo, pero tampoco la destacaban en las guías, así que nos quedamos escuchando música y tomando unas cervecitas. No lo metí ni en mis apuntes de viaje y luego leo en Wikipedia que es una de las pirámides más grandes de todo México.
En el pueblo había algún tipo de celebración pero no lo apunté en la libreta, aunque estoy seguro de haberlo preguntado. Una festividad local.
En una panadería vi unas tortas que me parecieron muy castellanas y, en efecto, eran muy similares. No descubrí gastronomía del lugar que me llamara la atención pero tampoco di con alguien que realmente me supiera decir.



Como corolario de esta entrada, decir que este es uno de los "Pueblos Mágicos". Una visita a la web os ayudará a descubrir las poblaciones que la secretaría de turismo de México está impulsando. Es una buena síntesis si se quiere viajar por cuenta propia.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Imperativo en Neerlandés

Estoy dando en clase los imperativos en neerlandés. Para formarlos se toma la tercera persona del singular del presente y se pone sin un pronombre o nombre delante.
Hay varias partículas que modifican la intención del imperativo, a saber: maar, que supone permiso, toch, que es para cuando se enfatiza la orden y eens que supone relajación de la orden.
¿Qué os parece la propuesta?

Al final voy a tener que poner la palabra policía entre las etiquetas de mis artículos. En este caso para hablar de los imperativos y de los servicios. En la foto se ve a una mujer con cara de quererse hacerse entender, que ya es complicado hacer esa cara si no te está pasando la situación. Debajo se lee algo así como "Encuentra las palabras adecuadas incluso si no entiende holandés". Hace poco tuve una discusión sobre cómo un idioma cambia las necesidades de pensamiento de las personas y viceversa. En español no necesitamos esas partículas y creo que se puede dar lugar a algunos malentendidos.
En este caso la policía esta ofreciendo un servicio sin malentendidos.Tengo que mirar más detalles en la web www.beginnermaareensaan.be pero a simple vista, van a poner 3 días con traductores para atender a gente que normalmente no se puede defender en el idioma local yendo a la comisaría de Oudaan 5, en el centro de Amberes.
Los días son:

  • 12 octubre
  • 25 octubre
  • 17 noviembre
Como idea para un extranjero como yo, me parece buena, claro que habrá quien se quejará diciendo que sus impuestos se gastan en atender a los extranjeros, que se adapten ellos... Estoy de acuerdo con ese pensamiento, pero yo aún sigo chapurreando holandés y también he pagado mis impuestos.

martes, 13 de septiembre de 2011

Escribiendo

Me apetece responder a un anónimo que tiene toda la razón. No escribo tanto como debiera o pudiera. Tengo dos o tres pilas de papeles esperando a ser transcritas, interpretadas, traducidas y maduradas por mis neuronas.

Ayer tenía planeada una entrada. Cuando llego al tren me doy cuenta que no tengo la cartera. Por suerte no me tocó pagar el viaje y encima con recargo por un problema fortuíto. Así que llegué a casa y busqué bien aunque sabía que no estaría.
Me fui a la estación. De una fila me mandaron a otra para objetos perdidos. Tras dar la descripción y comprobar, no estaba, pero lo peor es que tampoco encontraban los detalles de mi bono anual dentro de su base de datos. El duplicado de mi abono no llegó pero eso no significa que no me gastara el dinero que hubiera sido para el duplicado, ya que esta mañana tuve que pagar el billete de tren. Se me pinchó la bicicleta el viernes por lo que no voy a poder ir al trabajo en bicicleta y, de paso, el tiempo que tuve que hacer de más en el trabajo impidió que empezara una entrada la semana pasada. Del rato que me tuvieron comprobando, las personas detrás de mi perdieron la paciencia e intentaron iniciar su solicitud, lo que todavía lió más al hombre y tardamos más tiempo. Al final me mandaron a la web de los trenes para que lo denunciara através de su página.

De ahí a la policía de la estación. Esperar otro poco y, como vivo en Amberes, me dirigieron a la comisaría de mi barrio.
Por el camino hice la compra. Tuve visita de una amiga desde Irlanda el fin de semana y no tuve tiempo por lo que mi nevera sólo lucía los quesos que compré la semana anterior con otra visita que decidimos ir a Gouda. De esta visita no haré más comentarios ya que no salimos de Bruselas aunque tal vez merezca una reseña futura el Museo Magritte.

En la estación de policía otra espera. Me dio tiempo a leer papeles sobre cursos para aprender a andar en bicicleta, denuncias de agresiones... un poco de práctica ya que he vuelto a clases de holandés martes y jueves (lo cual implica que hay otro par de días que no voy a actualizar y, tal vez, tampoco miércoles porque es evaluación contínua y tenemos que presentar todos los ejercicios para casa). Cuando me atendieron me insistieron en el hecho de la desaparción y no robo. Todos sabemos que fingir robo tiene sus ventajas. Te dan un papelito que es válido y que justifica que vayas sin documentación. La pérdida... traiga 4 fotos y prepare 20€
-  Pero mañana voy a ir indocumentado.
-  No se preocupe. Por uno o dos días no pasa nada.
Volví a casa intranquilo porque tengo un vuelo en el que he dado mi número de carnet como identificación. Si es Ryanair sé que me tocaría pagar porque no admiten otra identificación que no sea la que has puesto en tu solicitud de billete. En mi pasaporte está incluído el número de carnet de identidad y, por suerte, la ida la hago con otra compañía en la que probaré mostrar mi pasaporte, a ver si me ponen pegas.

Llegué a las 9 a casa. Un poco de charla con mi compañero de piso mientra preparaba una hamburguesa con comino, cúrcuma y pimienta y, cuando me quise dar cuenta, tuve el tiempo de hacer dos llamadas que tenía pendientes mientras dejaba que la digestión avanzara un poquito y a la cama, que me levanto a las 5.

Ni entrada en el blog, ni cine ya que quiero ver "Habemus Papam" de Nanni Moretti, ni nada de ejercicio. Sensación incómoda de día perdido.

Lo siento por mis lectores pero me alegro de que mi vida esté llena de visitas, pérdidas de carteras, pinchazos, películas y diferentes cosas que luego pueda contaros. Sólo pido paciencia.

Al final la cartera se cayó en el trabajo y la he encontrado esta mañana. Buena noticia para un martes y trece ¿no?

domingo, 28 de agosto de 2011

Los cenotes

De Ek Balam volvimos a Valladolid para tomar la carretera principal.Saliendo por la calle 39 vi una señal tra tráfico que señalizaba la dirección hacia Mérida, con tan mala suerte que la flecha señalaba el carril contrario. Pensando que era via de dos direcciones seguí por el carril hasta que me llamaron la atención. Una garita de policía estaba allí colocada estratégicamente para ver toda la maniobra.
Me pararon, me pidieron la documentación y me preguntaron por la matrícula que tenía desaparecida. El policía me dijo que, o pagaba allí o se llevaban mi carnet a Mérida y, al día siguiente por la mañana, debía recogerlo en el edificio del Gobierno Civil. No quería perder más tiempo ya que aún no tenía maleta y todavía me quedaban varios paseos al aeropuerto. La multa al cambio rondaba los 300€ si no mal recuerdo y cuando discutí este hecho con mejicanos que fui encontrando durante el recorrido me dijeron que había sido excesiva la mordida.

Tal vez pude haberme escaqueado tomando la calle 42 hacia Chichimila donde se encuentra el cenote X'lakaj, a 8 kilómetros de Valladolid, y luego haber tomado la ruta hacia Tekom y volver por Dzitnup y Samula. Como idea original y con el calor que hacía, gustaba la idea pero nos habían comentado que el primer cenote había sido clausurado por el alcalde basado en que se ejercía la prostitución y se vendían drogas. Dentro de la ciudad está el cenote Zaki que no visitamos por llegar demasiado tarde y salir demasiado pronto.

Los cenotes Dzitnup y Samula son más conocidos e incluso vimos algún autobús que había llegado allá con turistas. Ambos ofrecen el agua transparente y fresca junto con el ambiente de semioscuridad que tan de agradecer es bajo el sol yucateco. Ambos están junto a la carretera, uno frente al otro a escasos 500 metros. La decisión es complicada. Finalmente nos paramos para deliberar en cual entrar mientras comíamos unos deliciosos y baratísimos tamales que compré a la salida del albergue a las 8 de la mañana.
Unos niños se nos acercaron pidiendo limosna. Mi discurso fue siempre el mismo "¿Pero no tenéis que estar en la escuela?" La respuesta era siempre si pero nuestros padres... "nos obligan" "necesitan que trabajemos" y variadas escusas a las que solía responder "si os doy algo vuestros padres os seguirán mandando aquí en lugar de a la escuela" A lo largo de todo el camino preferí las propinas y la caridad entre adultos, si bien la mordida del día me tenía especialmente reticente a dar ese ni un solo peso que no debiera.



Entré en el cenote Samula. Un hombre a la entrada cobraba una cantidad no muy grande pero como Walter pagó no lo tengo apuntado. Varios jóvenes se lanzaban desde un puesto alto mientras los bañistas disfrutábamos de la caverna con sus raíces colgantes, sus aves que entraban chillando por el hueco de la sima y de la tranquilidad de una aguas plagadas de pececillos que hacían una limpieza de piel. Un baño refrescante junto con Walter y a seguir el trayecto.

viernes, 19 de agosto de 2011

Las matemáticas mayas


No es la primera vez que al ir a escribir un artículo en mi blog no lo actualizo en varios días. El tema me parece tan apasionante que me pego mirando cosas en internet, me despisto con temas aledaños pero interesantes y al final tengo una biblia en lugar de una entrada.
Las matemáticas mayas es un tema interesante a la par que complejo. Muchas son las interpretaciones de los diferentes glifos, relieves, estatuas o monolitos a lo largo de los antiguos territorios mayas. Los números se van a presentar en forma de puntos y rayas o forma de cabezas de dioses.
Parece comúnmente aceptado que contaban hasta 5 en base 20. Una vez llegado a 20 comenzaban lo que para nosotros son las decenas, osea, base vigesimal. Esto hace que con menos símbolos que los romanos se puedan representar cifras más grandes. Pero antes de eso habría que preguntarse porqué base 20. La base 20 se debe a la relación con los ciclos astrales y los dioses son parte de ellos, por lo que el calendario maya se componía de 18 meses religiosos o Tzolkin de 20 días y 5 días para las celebraciones del cambio de año. En total 365 días.




Aparte tenían un calendario administrativo de 13 meses que corresponde con los 28 días del ciclo lunar. Esos 13 meses tenían en paralelo un calendario religioso de 20 días que usaban para medir la temporada de lluvias, las cosechas o incluso para hacer predicciones. Sería como el calendario solar actual. Al combinar ambos calendarios religiosos da como resultado que coinciden cada 52 años  (mismo número que nuestras semanas). De la combinación de ambos salen las ruedas que son famosas como decoración. Las ruedas se dan también en las tribus mexicas ya que todas las tribus mesoamericanas adoptaron estas medidas de tiempo. Tenemos una religión ligada a los números pero no como los pitagóricos y ligada a los astros, pero no como las europeas precristianas.
No me está dejando añadir la fuente, así que la pongo aquí. Calendario maya con sus 18 meses/ signos zodiacales.
Las relaciones más antiguas a la numeración se encuentran en Chiapa de Corzo pero la piedra no sé en qué museo está. Realmente me quedé con ganas de visitar las zonas arqueológicas Olmecas.
Se data que desde el siglo III a.d.c la presencia del número 0 es segura pero intuyen que en el siglo anterior ya se conocía, más o menos al mismo tiempo que la cultura china e india. Superaron la duda filosófica de si “no existir” podía existir. Este descubrimiento facilitaba los desarrollos  de cálculos más complejos y se atribuye a sus astrónomos el cálculo del diámetro de Venus, oscilaciones periódicas de la estrella Sirio, eso sin contar las órbitas que les permitieron elaborar sus calendarios. Para saber esas órbitas necesitaban un conocimiento de π y otras matemáticas que están desaparecidas en gran parte por la quema de documentos por los conquistadores. 



En el artículo sobre Ek Balam comentaba la relación de un templo con Φ pero siempre queda la duda si es publicidad, investigación veraz o creatividad al reconstruir. De hecho, las pirámides y templos están tan dañados que muchas veces depende el resultado de la pericia del arqueólogo encargado o de la imaginación que tenga a la hora de restaurar (si se me olvida cuando llegue el artículo de Teotihuacán, recordadme esta cita)
En portugués pero comenta la relación de fi con el templo de Palenque, además de comentar el conocimiento de las raíces.
Además de la representación por glifos o por puntos y rayas, encontré dataciones basadas en los reinados. Al final tenemos que aceptar que hay dos maneras de contar, con cifras cortas y cifras largas, y otras dos complementarias de datar, con números o con jeroglíficos,  ya que los dibujos podían juntar un reinado con una representación de mes.
Al parecer, especialmente en los códices, se encontraban números extraordinariamente largos y en la página de Nueva Acrópolis hacen esta referencia de medidas temporales:
Tun: 360 días 
Katun: 7.200 días 
Baktun: 144.000 días 
Pictun: 2.880.000 días 
Calabtun: 57.600.000 días 
Kintchiltun: 1.152.000.000 días, y 
Alautun: 23.040.000.000 días (= 64.000.000 años), la cifra más grande que usaban los mayas en sus numerales para sus cálculos astronómicos.
Hacen referencia en esta web a la suma teosófica, por rizar el rizo. Esta suma asigna el número 9 al caos, al final de los ciclos. Con la interpretación dada por algunos estudiosos, uno de los ciclos concluye en el 2012 y todo ello lleva a la teoría del fin del mundo.


Para mis frikis informáticos, aquí hay un script para contar en maya. http://s91376351.onlinehome.us/kixtart/kixgolf_mnc.zip. Para los no frikis les recomiendo el primer link que añadí en esta entrada.

jueves, 11 de agosto de 2011

Ek Balam

30 kilómetros al norte de Valladolid se encuentran las ruinas de Éek' Báalam  que significa "Jaguar negro" (Ek = negro, Balam = jaguar).

Llegamos allí y nos recibieron 4 personas en la entrada. El acceso cuesta 58$. Walter decide quedarse fuera y yo, una vez dentro, decido contratar por 300$ a uno de los guías. El guía en sí resultó ser una persona del lugar que ha participado en la reconstrucción de la ciudad desde que se decidió enviar a un grupo de arqueólogos a recuperar el yacimiento. Va a ser una constante a lo largo del viaje que los lugareños sepan de ruinas que no han sido recuperadas y que no lo serán por falta de dinero y que están a merced de espoliadores de tesoros.
Para situarnos, el guía me cuenta que la ciudad logra tener el respeto de todos los pueblos porque es una ciudad sagrada. Es una especie de Vaticano maya. La razón de las 3 murallas no es sólo como protección ya que el primer círculo, al parecer, no tenía ni empalizada. La razón de los 3 círculos en torno a la ciudad es más sagrada. Nos tenemos que situar en el año 300 antes de Cristo para entender la ciudad. No tenemos sacrificios humanos y los dioses serpiente no están presentes. Es una de las ruinas más antiguas que se han descubierto y se pueden visitar. Voy a hacer referencia a la entrada sobre Bram en lo referente a la trinidad. En este caso la trinidad la forman Kinich Ajaw (Dios del cielo), Ekt' Ca'an (Dios del viento) y A'puch (Dios del infierno).  El espacio sagrado es lo que se puede visitar y en su punto más alto se puede ver cómo la pirámide está reconstruída sólo en su fachada.
En el siglo IX vendrían los Itzais para imponer su nueva religión basada en el terror, la sangre y el sometimiento.

En la entrada ya nos encontramos el primer arco falso, tal y como sucedería más adelante en otras tribus centro-yucatecas. A la derecha nos encontramos el templo con un cuerpo redondeado. Resulta que el cuerpo asciende en espiral en la proporción φ.

A la izquierda queda un juego de pelota muy bien conservado. Es uno de los pocos sitios donde he visto los marcadores en las paredes todavía perceptibles. Al parecer, cuando "encontraron" las ruinas, resultó ser uno de los juegos de pelota mejor conservados de todo México y los aros, que es raro encontrarlos completos, fueron trasladados al Museo Nacional de Antropología con promesa de devolverlos cuando el recinto esté seguro y restaurado totalmente. Me contó el guía que unos jugadores de pelota les vinieron a hacer una demostración. La bola es de caucho y pesa entre 3 y 5 kilos. No sólo puntúa pasar por el aro si no que hay otros puntos en la pared que te resta o suma si estás defendiendo o atacando y los tocan.
Al contrario que los Itzies, el ganador se le otorgaban honores de regente. Los sacrificios de los ganadores del juego como un gran honor para ellos no entraría hasta el cambio religioso que he comentado.


Cuando estaban reparando la pirámide principal, falló una de las paredes y encontraron un hallazgo impresionante. Tal vez es uno de los más impresionantes frisos que he visto en todo el recorrido por Yucatán. es la tumba de Ukit Kan Le'k Tok'. Está extraordinariamente conservado y la puerta se enmarca en unas mandíbulas de jaguar sobre las que hay estucos de guerreros, un rey y algunas figuras mitológicas que, dada su antiguedad, no se repitieron a lo largo de mi recorrido.
No hay que olvidar la clara presencia de policromía conservada por milagro, ya que, como he dicho, estamos hablando de una ciudad que extiende su existencia hasta el año 1000 como máximo.

Cuando llegué a la cima del templo mayor, me comentó el guía que mirara para el sur oeste. Allí había un par de pirámides muy a lo lejos. Me dijo "crees que es Kobá o Chichén Itzá, seguro, pero no lo es. Son unas ruinas que todavía no están abiertas al público" Si unas pirámides tan grandes no han sido mostradas, la riqueza arqueológica del país es inmensa, pensé para mi.

Bajamos y nos situamos en el centro de la plaza. Me explicó el guia que la plaza está orientada hacia los 5 puntos cardinales, pues así es la concepción espacial maya. Norte, sur, este, oeste y centro. El centro está representado por una Ceiba a la que había quitado las espinas del tronco. Este hombre me dio el nombre de Ya'axche Cab. La traducción viene a ser "el eje del mundo", según leo en alguna traducción en inglés y lo relacionan con ciertos monolitos que encontré en otras escavaciones. Por otra parte, en Belize, Guatemala y Honduras hay una organización llamada Yaaxche que tiene por logo una Ceiba, y en un poema puedo interpretar Cab como amanecer, así que no me termino de decidir por una traducción adecuada por el momento. Lo importante es la sensación, y al golpear el tronco da la impresión de estar hueco y así poder comunicarte con el cielo, el aire y el inframundo con un inmenso tam-tam viviente, por eso es un árbol sagrado para los mayas. No sabré el significado etimológico pero el teórico lo intuyo.

Con todas estas explicaciones en hora y media, volví hacia Valladolid para visitar los cenotes.

Valladolid (México)

Nunca hubiera dicho que una población de 45000 habitantes me daría uno de los momentos más especiales de todo el viaje.
De Chichén Itzá fuimos a Valladolid. Nos paramos a tomar una cerveza en un pueblecito y me compré una hamaca no muy cara con un poco de regateo. Nos sentamos junto a un árbol de algo que para mi eran mangos y para Walter eran manglobas (no he encontrado el término en internet, así que no sé si se dirá así sólo en su región)
Mapa de las calles de Valladolid.


Llegamos a Valladolid. La ciudad tiene casas de color pastel con paredes que parecen enyesadas, como si fueran un pueblo blanco andaluz. Por primera vez me llamó la atención que todos los contadores de la luz estaban en el exterior de las casas ya que contrastaban mucho con la armonía de formas. Luego me explicaron que hay una ley que les obligaba a tenerlos fuera. Lugar tranquilo por el que merece la pena pasear con sosiego entre sus calles de espíritu colonial.
Perdí parte de mi tiempo en buscar un teléfono para llamar al aeropuerto y preguntar por mi maleta. En principio volaría desde Cancún a Mérida al día siguiente y allá nos encontraríamos. En una tienda de telas me compré metro y medio de tela de toalla por aquello de tener algo para secarme y no nos dio tiempo de mucho más. Cogimos el coche y de vuelta a Chichén Itzá para el espectáculo nocturno.
Sin duda, si se puede, recomiendo la visita al espectáculo nocturno. Me repito pero no me extiendo.

A la vuelta cenamos y nos metimos en un bar a tomar unas micheladas. Aquí es donde mi paladar recibió el primer zambombazo serio de mexicanidad. Le pedí al camarero la receta para que lo veáis:
Michelada: Cerveza, hielo, salsa maggi, salsa inglesa, Salsa de soja, salsa picante, sal y limón.
Luego en la carta había Cheladas y Chamoy Michelada
Chamoy Michelada: Cerveza, limón exprimido, salsa maggi, salsa inglesa, salsa tabasco, pimienta molida, hielo.

Walter se arrancó a charlar con 2 chicas que estaban en una mesa contigua. Gracias a él, que yo no tenía muchas ganas después de tantas horas conducidas. La charla estuvo muy interesante, especialmente con una veterinaria que había dejado su puesto en la capital para venir a ejercer en la jungla. Empezamos a hablar de las medicinas alternativas y de todo lo que ella estaba aprendiendo de los lugareños. Su acompañante, maya de nacimiento, nos contó cosas sobre la cultura maya si bien admitía que ella, o su generación en general, está perdiendo la costumbre de hablar maya pero que su abuela casi no sabe hablar otra cosa. Walter no estuvo muy lucido al defender la medicina farmacéutica, pero bueno, no se lo echaremos en cara. Con mi veterinaria favorita desarrollamos los conceptos filosóficos y matemáticos que ambos sabíamos sobre los mayas. Me sentí muy a gusto y confié en vano en que usaran el correo electrónico que les dejé.

Valladolid tiene su encanto por dentro y cosas para ver por fuera.

La mañana siguiente yo hubiera salido a las 7 de la mañana hacia Ek Balam pero tenía un compañero de viaje no tan madrugador. Salí a la puerta y, ante mi sorpresa, el cuidador del albergue "La Candelaria" es holandés, así que estuvimos hablando holandés. Teniendo en cuenta que unas horas antes había hablado con una alemana y durante el desayuno con una pareja francesa fue como mi dia de las lenguas. Mientras esperaba, en la esplanada de la iglesia de la Candelaria, me enseñaron a contar en maya, pero sólo gráficamente.

El albergue me resultó muy agradable, con su terraza interna y su ambientación local. Las literas eran cómodas y las habitaciones amplias en las que duermes con varias personas. Puedes guardar las cosas en un armario por lo que llevar un candado es útil. Yo llevaba tan pocas cosas que podía llevar todo encima; era mi cuarto día sin maleta.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Chiche Itza II

En la entrada anterior he puesto todo contando mi viaje. Ahora voy a poner unas cuantas notas técnicas sobre la visita. No va a ser original, pero va a apoyar la visita.

Lo primero a saber es que la mejor fuente de información para hacer un recorrido con coche alquilado es usando la web de Caminos y Puentes de México. De esta manera te evitas sorpresas como carreteras cortadas o lo que me pasó con la carretera de cuota.
Chiche Itzá está abierta según la información en ese marzo del 2011 entre las 8 de la mañana y las 17:00, si bien la entrada es hasta las 16:30. El recorrido se hace en más de una hora, así que no apurar con la hora y a las 17:30 ya te estan empujando hacia las salidas. La entrada en todos los templos se compone del acceso a la zona arqueológica y las tasas. La primera fue de 51$ (usan el símbolo $ para pesos, no dólares) y la tasa 65$.
Para el espectáculo de luz y sonido no me tuve que pegar por una silla, peso supongo que en temporada alta es mejor llegar con un poco de antelación.



Chichén Itzá es considerada una de las zonas arqueológicas más importantes de México y el mundo. Chichén Itzá (en la boda del pozo de los brujos del agua) te transporta en el tiempo para admirar el esplendor de la cultura maya. Sus ruinas ocupan 300 hectáreas y en ellas hay parte de los edificios mejor restaurados de la ruta maya. Son también las menos mayas de la región ya que hay una considerable aportación tolteca. Durante su apogeo entre los años 750 y 1200 de nuestra era la ciudad poseía la hegemonía sobre la región.
Abierto de 8 a 17:30 pero dejan entrar sólo hasta las 16:30.
El castillo de Kukulkán: Recibe el nombre del dios serpiente emplumada. Durante la ocupación tolteca el culto a este dios continuó pero con el nombre de Quetzalcóalt. Es un poco como los griegos y romanos; mismos dioses con diferentes nombres. Tal vez a alguien le haya venido a la mente el pájaro Quetzal, pues la raíz Quet hace referencia a la pluma. La más famosa e impresionante estructura de más de 30 metros de altura utilizada como centro ceremonial e instrumento para medir el tiempo, cuenta con cuatro escalinatas de 91 escalones cada una. Esto suma 364, más el escalón del templo en el vórtice suman los 365 escalones que representan un año solar maya. En la temporada de los equinoccios (21 de marzo y 21 de septiembre aproximadamente) que no me pilló por unos pocos días, gente variopinta se reune entorno a la pirámide para realizar rezos.
El templo de los jaguares y las águilas: Son impresionantes los relieves de guerreros y cautivos. Es un interesante juego descubrir quién es quién. Está situada entre la plataforma de las calaveras (las paredes están recubiertas de calaveras y el templo de venus. Hay decoraciones en los penachos con jaguares y serpientes. También hay águilas comiendo corazones de víctimas. Iba un poco deprisa porque el tiempo se nos echó encima pero con imaginación se encuentran los dibujos. He leído sobre las águilas que representan a guerreros; unos textos hacen referencia a los que cayeron al buscar reos para el sacrificio y en otros al cuerpo de arqueros (será por aquello del vuelo de las flechas) Los guerreros con jaguares eran los más fieros, según parece.
El cenote es visita obligatoria pero id bien provistos de repelente. No se ve más que una masa de agua verduzca, pájaros (lo más impresionante es escuchar el canto con eco incluído, así que sentaros e intentad abstraeros del gentío) Quedan los restos de lo que sería un altar ceremonial para el dios Chaak. Lo nombro ahora pero, si encuentro imágenes, en otras entradas seré más detallista.
Por último el observatorio que, si bien no lo vi por lo que comentaba de la televisión japonesa, tenía buena pinta. Espero que se pueda subir ya que estas ruinas son de las más acotadas que visité. Tenía auténtica curiosidad ya que al edificio le llaman "El caracol" por la forma en escalera de caracol, y tiene las ventanas perfectamente orientadas con los puntos cardinales. Tenemos una representación astronómica junto con otra matemática ya que supongo que el famoso caracol corresponde al número phi. Ya hablaré de las matemáticas mayas.


domingo, 3 de julio de 2011

Una hora y 50 minutos antes de acabar el plazo

Volveré con mis comentarios sobre México más adelante. Hoy necesitaba simplemente desempolvar mis ganas de escribir y lo voy a hacer con el pasado día 30 a las 22:10 horas, cuando acababa de hacer mi declaración de la renta.

Monumento junto a la central de hacienda.
En abril me llegaron los primeros papeles del trabajo y del banco, y en mayo nos mandan los impresos desde hacienda. No los tenemos que comprar y vienen personalizados con tu nombre. Incluye un libreto con las instrucciones, una hoja en sucio que se parece a nuestra declaración de la renta española y una donde, directamente, poner los códigos y las cifras aplicables a cada código que es la que se entrega en sobre también añadido al envío. El libreto, obviamente viene en holandés.
Posibilidades de hacer la declaración:
  1. Vas al banco. Como un favor te la hacen, pero te pueden decir que no. Fue mi táctica en el año 2009
  2. Vas a las oficinas de hacienda. En Amberes te atienden en holandés o en holandés. El compañero de trabajo que vive en Etterbeek (Bruselas) fue a hacienda. Le preguntaron si quería la asistencia en francés, holandés o inglés. Dijo que inglés, le atendieron en un puesto donde la persona al recibirle le preguntó la nacionalidad "Que pena, si hubiera sido griego la habríamos hecho en griego"
  3. Mandas a alguien que te la haga. He oído precios de 20€ a 25€
  4. La haces tu mismo. Para eso hay una web de ayuda. http://www.taxonweb.be/. Las opciones son francés, holandés y alemán, pero al menos tengo más referencias y hay otros 2 idiomas que entiendo mejor que el holandés. En tal caso la puedes entregar vía internet si tienes un aparato que lee tu carnet de identidad y que debes haber pedido algún mes antes, o la entregas en papel, que es mi caso.

Opción 5. Esperas al último día y le dices a estos señores que te ayuden. Lo que me pregunto es dónde van a apoyarse con toda la comida que tienen encima de la mesa.

Si la haces tu mismo te enfrentas a todos esos términos que desconoces. Traductores y diccionarios varios y tira pa'lante.
Con las varias visitas que tuve al final me encontré a día 14 sin haberla tocado. Cuando me di cuenta tardé una hora en organizar los papeles del año entero. La experiencia del año anterior me hizo ser rápido con la parte relativa al trabajo y a la hipoteca pero... ¿y los descuentos por la inversión en ventanas? El gobierno devuelve dinero a quienes invierten en medidas para ahorro de energía y mis ventanas entran en esa categoría. Al libreto y a la web y con paciencia quedó resuelto.
El día 26 todo listo. Ahora había que hacer una fotocopia de los papeles a incluir y se acabó. El 27 mucho jaleo en el ttrabajo y no lo hice. Con el horario 10-6 no puedo hacer la fotocopia en otro sitio porque cuando salgo de casa o cuando llego las tiendas están cerradas. El 28 tampoco. El 29 fue aún peor con la gente enferma que no pudo dar soporte. Al final me encontré el 30 volviendo a medio camino porque me había olvidado también ese día. Si es que tengo la cabeza en todas partes y en ninguna.

Llegué a Amberes a las 21:30. Repasar y adjuntar la documentación. A las 22:10 salía de casa en un paseo que se ha convertido en tradición. Ya son 3 años seguidos que voy el último día. Paso por la iglesia escandinava reformada, por las hermandades de marineros y, al final de Italielei está la oficina de hacienda.
Todos los años algo parecido. Hay un grupo tocando música. Varias personas han traído mesas y hacen un pequeño picnic mientras escuchan esos grupos. El año pasado estaba la televisión y este año la radio entrevistaba. Un fotógrafo me tomó una foto mientras echaba el sobre en el buzón. He buscado la foto por internet pero no he encontrado nada, así que no puedo poner link.

Es un paseo que me gusta. Disfruto de ese día. La primera vez recuerdo ir corriendo, como si fuera un día de entrenamiento cualquiera. Ahora ya lo hago sin prisa, con ganas de volver a ver ese ambientillo y pasar allá 15 minutos con un vaso de mal vino en la mano.

Este es el buzón en el que se deben echar las declaraciones. Todos los años diferente decoración. He dado la vuelta a esta foto 3 veces y siempre me sale así.


miércoles, 18 de mayo de 2011

De Cancún a Maya World

Tengo visita el próximo viernes y durará casi 3 semanas, así que voy a ir lento en esta primera parte con mis comentarios. Por otra parte también iré lento porque voy a intentar buscar material gráfico en la red. Me he dado cuenta que mi cámara ha desaparecido de un bolsillo de la mochila junto con un neceser. Ambos salieron de la capital de México pero nunca llegaron.
Ahora nos situaremos después de la entrada del día 12. Ese día hablé con Walter, un mejicano que dormía en la misma habitación que yo y que andaba por ahí entre vacaciones y un contacto que no me quedó muy claro, la cosa es que, al parecer, nunca había ido a Chichen Itzá a pesar de haber ido varias veces a Cancún. Le propuse venir conmigo. La idea era ir al aeropuerto, del aeropuerto a Cobá y de ahí a Chichen Itzá.

El objetivo principal de este día cumplido.
Mi maleta no estaba y dejé dicho que me la mandaran al aeropuerto de Mérida. No podía esperar más. Tal vez podría haber hecho Cobá y Tulum y esperar otro día pero empezaba a ser demasiado demorar planes.



Salimos del aeropuerto y, bajo las instrucciones de un señor del allí fuimos dirección Tulum y, enseguida, apareció una carretera de cuota hacia Mérida y Valladolid. Parecía la carretera justa. Había quedado con Walter que llenaría el depósito nada más salir del aeropuerto pero no hubo opción antes de entrar en la carretera de cuota. En el mapa ponía que, saliendo a la izquierda habría opción de ir a Cobá. Ni una salida. Ni una gasolinera. 150 kilómetros sin ninguna otra opción que seguir atravesando la selva. 37 grados. Al final llegamos al lugar donde pagar la cuota. 233$ hasta el peaje más 57$ hasta Piste.  Fue el momento en que descubrí que Carretera Cuota es el equivalente de autopista.

A la salida del puesto de cuota paramos en un punto de información de Chichen Itzá. Nos dieron bastantes detalles y, por un precio razonable, acceso a las ruinas y buffet libre en el pueblo de Piste. Si vas por tu cuenta e ignoras estos puestos (hay más de uno) no pasa nada. La verdad es que el hambre y las pocas ganas de decidir dónde comer he hicieron decantarme por esta opción. La entrada a Chichen Itzá cuesta 51 pesos y me han dicho que cobran aparcamiento, cosa que tenía cubierta con la aceptación de esa oferta.

Primera vista de la pirámide.
Sobre estas ruinas no voy a pararme en la descripción exhaustiva. Probablemente son las ruinas mejor reconstruidas y estudiadas de todo México. A eso añadir el aval publicitario de una de las nuevas maravillas del mundo. Nosotros llegamos a eso de las 3. Todo el sol pegando fuerte y mi sombrero de paja indonesa en la mochila perdida. Al final me compré uno nuevo. Ya preparado con bien de agua se puede disfrutar de la visita.


La pirámide es impresionante. Además de ser la primera, que siempre impresiona más, todo lo que conlleva de matemáticas, astronomía, arquitectura... En el equinoccio las escaleras forman una sombra de serpiente que representa a su dios Kukulkán o Quetzalcoált. El segundo nombre me llamó la atención al conocer el pájaro Quetzal. Al preguntar me dijeron que era la composición de las palabras mayas pluma y serpiente. La serpiente emplumada caída del cielo, los rayos de sol cuando cierras los ojos después de haber mirado directamente el orbe, esa luz poderosa que en Yucatán todo lo puede, omnipresente donde vayas.
Caminando entre templos.
La hierba bien cortada y no había mosquitos. Daban ganas de sentarse.
Luego fuimos al cenote sagrado. Ahí el agua estaba verde y los sonidos de los pájaros en una cueva tan amplia multiplicaba sus ecos dando una sensación real de selva. En el cenote sí había mosquitos. Solo una cuarta parte de la boca del cenote que tiene una pequeña construcción no accesible estaba disponible para que nos aproximáramos. Luego vería en un museo una ofrenda de este cenote.
Vista del cenote. No paré de matar mosquitos y mi loción antimosquitos en la mochila perdida. Debí hacer caso a Lucía y comprarla allí.
 
Camino del templo. Casi me gustó más que el templo de Kukulcán.

Tallas visibles en las columnas del templo de los jaguares y las águilas.
El tiempo pasaba y había que moverse rápido. Las distancias eran más largas de lo que parecía sobre el mapa y cerraban a las 5. Fui hacia el templo de los jaguares y las águilas que también pudo ser un mercado, me decían. De ahí al juego de pelota, el caracol y al observatorio. El observatorio ya se salía del mapa de la guía trotamundos y no pudimos más que ver un poco porque estaba cerrado para permitir a un equipo de una televisión nipona hacer un reportaje. Cerrando aquello no nos quedó otra que volver al coche y de ahí a Valladolid.

En la tumba del Gran Sacerdote. Cuando la cabeza de un hombre salía de la boca de una serpiente significaba que una época había acabado y se renovaba con una nueva. ¿Y si sale el hombre entero como en la foto?
Estaba en plena inmersión en el mundo maya. Tanto es así como quien se va a Disneyworld para entrar en el mundo norteamericano. Todo plagado de puestos de venta y de turistas. Y yo entre ellos. Mi sombrero, mi bañador de flores rojo recién comprado y mi color de piel ligeramente colorado. Por fortuna esto es otra cosa. Somos los turistas los que al final hemos hecho que no se pueda subir a lo alto de la pirámide. Porque los turistas no podemos evitar subir a todo lo que nos dejan aunque sea peligroso. Había gente sin agua, de edad avanzada, sin protección solar... al menos si hay que sacarnos tras una lipotimia, que sea desde el llano, que es más fácil.

Esta guía con rasgos orientales y tan llamativa me la encontré en varios templos
De esa masa de turistas sólo unos pocos volvimos por la noche a ver el espectáculo nocturno. Con la misma entrada se puede ver un espectáculo de luces que va iluminando los edificios mientras cuentan una historia posible del lugar. El espectáculo merece la pena. Fuimos y volvimos a Valladolid pero fuimos testigos de una simulación del equinoccio y todos esos efectos visuales que dan más riqueza a las ruinas. Además no seríamos más de un centenar los que, sentados, vimos aquello. De los 4000 visitantes diarios de media apenas un centenar. Me alegro de haber tenido este momento más tranquilo, reposado y edificante con los monumentos de aquella esplanada. Os recomiendo no perdéroslo si algún día vais.

Mi compañero mostrando una cara con lengua bífida. A un guía le escuché decir que si era un dios bebiendo sangre... cuidado con los guías.

domingo, 8 de mayo de 2011

Algunos carteles en Méjico

Quizás no es la entrada que esperabais, pero hay que empezar por algún sitio y hay mucho que contar.
Una de las razones por las que he echado de menos la cámara de fotos o el cargador han sido los carteles de advertencia en Méjico. Hay muchos detalles que hacía graciosos algunos desde el punto de vista de un europeo. El uso de la s en lugar de la z era uso común al escribir como suena para ellos. No se daba lugar a confusión por el contexto, pero no por ello me dejaban de llamar la atención.

La primera confusión la tuve en el aeropuerto mientras esperaba mi maleta. En un bar vendían una bebida llamada mocha. Acostumbrado a descubrir cosas por ahí, pedí mocha y resultó ser moca, osea, un cafecito con su espuma. No sé si será típico escribirlo así pero no me encontré de nuevo con este detalle, si bien no pedí demasiados cafés.

Uno que sí me resultó gracioso. Estaba visitando unas ruinas mayas y, tras ver el museo adjunto fui al servicio. Dentro había un cartel que decía "Demuestra tu cultura, no tires el papel al baño". No sé el tipo de tuberías que tienen en Méjico pero es costumbre tirar el papel higiénico a la papelera y no a la taza. No parece muy favorable para la desaparición de olores pero, para ser sincero, o me acostumbré, o no es tanto el efecto, o son lo suficientemente limpios para recoger la papelera con una cadencia suficiente como para que no sea un problema.

En Querétaro, detrás del ayuntamiento y cerca de la delegación de turismo vi dos palas rojas colgadas de la pared. El cartel rezaba: "Úsese con arena en caso de incendio". No recuerdo ver arena pero tengo que reconocer que como extintor de incendios es bastante efectivo si se usa bien.

Otro cartel sobre el que volveré a hablar es el de las autopistas. Una autopista será una carretera de cuota y una sin pago será libre. El segundo día iba con un mejicano en el coche que no me explicó este pequeño detalle e hicimos 161 kilómetros sin salidas a pueblos ni gasolineras. A poco no llegamos, pero creo que es el único tramo tan largo sin gasolineras que he visto.

También cuando hable del tráfico volveré sobre la señal de UNO. La señal de UNO es un stop con UNO escrito en medio. Significa que dejes pasar al peatón y luego pase un vehículo de cada calle. Mucho mejor que un stop normal a mi parecer porque así todo el mundo avanza.

En la calle 5 de mayo de la capital encontré uno de esos carteles de tiendas originales y que, por obra y gracia de Google Street Viewer voy a poner aquí.


Ver mapa más grande

El último que voy a añadir hoy es el de sismos. En todos los hoteles hay instrucciones sobre cómo actuar en caso de sismos. No es para alarmarse. Casi es de agradecer que lo pongan porque no recuerdo haber visto tantos carteles cuando visité Indonesia, y no está nada mal estar informado.

¿Porqué empezar con los carteles? Pues porque me acordé de los carteles de sismos al ver una publicidad que nos han enviado a Amberes en caso de alarma nuclear como consecuencia de lo ocurrido en Japón.

Tengo en mis manos los panfletos, donde un hombre con unas gafas de papel y revestido de papel de aluminio se pregunta ¿Qué debo hacer en caso de desastre nuclear?
Uno parece como más general. Empieza preguntándose si la radioactividad es peligrosa. La respuesta lógica en estos casos "La radioactividad forma parte de nuestra vida" comienza el texto "Nuestros cuerpos están expuestos diariamente a la radiación de la tierra y el universo". Sigue en esa línea toda la respuesta sin contestar a su propia pregunta. Seguidamente muestra los sitios que están cerca de alguna central nuclear. En Bélgica hay 4 centrales. Las poblaciones son Doel, Mol-Dessel, Fleurus y Tihange. A parte de estas, en caso de problemas hay otras limítrofes, una en Francia, en Chooz y otra en Holanda, en Borssele. Hay que pensar que para desarrollarse un país tan pequeño sin grandes recursos ya que las cuencas de carbón están en declive, había que generar energía. Este primer panfleto acaba preguntando ¿Qué hace el gobierno? y separa 5 puntos
  • Advertir a la población (después de lo sucedido en Japón)
  • Recomendar ponerse a cubierto (no se me ocurre otra traducción de Aanbevelen om te schuilen)
  • Asegurar el suministro de alimentos.
  • Recomendar la ingesta de pastillas de yodo. 
  • Coordinar la situación de crisis.
El segundo ya parece específico para Amberes y la central nuclear de Doel, pero en realidad es casi tan genérico como el anterior. Aún así hay notas interesantes.
  • Métase en casa y escuche los medios de comunicación.
  • Cierre puertas y ventanas.
  • No llame si no es urgente.
  • Deje los niños en la escuela.
  • Es posible que se haya decidido pasar a la evacuación, pero esto sucede sólo si se puede proceder. Sería peligroso evacuar cuando uno está en una nube radioactiva.
  • Para protegerle el gobierno puede recomendar la ingesta de yodo.
Hay una parrafada sobre los efectos de las pastillas de yodo. Para conseguirlas escuche la radio y la televisión. También hacen referencia a ir a la farmacia y pedirlas si se es un particular o ir al sitio www.nucleairrisico.be si se es una asociación. Las pastillas de yodo, añaden, tienen una caducidad a los 10 años con la debida conservación.

Al menos reaccionaron e informaron a la población.

A fecha 12 de abril del 2012 edito esta entrada para añadir un link de una ex compi de trabajo que se encuentra ahora en Alaska. Espero que este PDF dure, porque está bastante bien hecho y habla sobre los terremotos en aquella zona.

http://www.aeic.alaska.edu/html_docs/pdf_files/eqprepare.pdf

A pesar de tener amistades en Indonesia, de momento no puedo añadir ningún artículo similar de ese país.

miércoles, 13 de abril de 2011

Esta mañana me levanté pensando...

Anoche estuve hablando con una vallisoletana (a la que no puedo llamar pucelana), un mejicano y una mejicana hasta la una de la mañana. Estuvimos hablando de Incas, de medicina natural, del idioma... esta mañana me he levantado pensando en esto:

http://youtu.be/zrIDDOOHtmY

Siento no tener demasiado tiempo y youtube no ha tenido a bien darme el código esta mañana, así que vais al link directo.

martes, 12 de abril de 2011

Maleta para mañana.

Me han dicho que, o llega esta noche o llega mañana por la mañana, pero que la mochila ya está en el sistema. Un día de retraso.
Con parte de los planes al traste intento ganar unas horas del último día. He llegado a Playa del Carmen. Posiblemente una de las playas más bonitas que jamás he visitado pero no la mejor. Es una playa orientada al este con aguas turquesas y arena que de fina parece cal. La playa tiene unos bancales muy marcados, tal vez por los sacos de arena que se dejan ver en algunos puntos. Algunos niños aprovechan para hacer bajo relieves como poseídos por el espíritu de un artista maya.
Lanchas a motor ancladas esperando a ser alquiladas mañana para hacer esnorquel, un catamarán, un par de cruceros en alta mar y botellas iluminadas por el ámbar del atardecer destacan sobre las olas. Cerca de la orilla alguna cabeza se deja ver ignorando la bandera roja que señala, más que el fuerte oleaje, el hecho de que no hay vigilante y su puesto lo ocupan algunos lugareños fumando.
En Cancún no había olas; era un mar sin mar, un hijo bastardo de Poseidón, una laguna de un cocinero de mano muy ancha. El sol reflejado el el iris de una mujer sonriente ante una cámara a la que quiere dar toda su belleza para ser mostrada en cualquier red social. A mi izquierda, como a unos 100 metros, unos americanos están sacándose fotos después de la boda en uno de los hoteles en línea de mar. Todavía unos paneles blancos y un púlpito muesta el lugar de la ceremonia con una docena de mesas en torno.
Un 70% de humedad con brisa es más llevadero. La marea debe estar subiendo pues mis pies se mojaban. Momento de volver antes de que se ponga el sol.

lunes, 11 de abril de 2011

4 horas en DF

Yo llegué; mi equipaje no. Llevo más de 2 días con esta ropa y mañana se supone que llega al Aeropuerto de Cancún la mochila.
Tampoco había que desesperarse, de momento. Así que salí por la noche para irme acostumbrando a esto del sueño cambiado que en inglés llaman Jet Lag. Me fui a Plaza Garibaldi y me senté a ver los mariachis cantando. Se me acercó un borrachete que no me dio buena espina así que traté de darle portazo.
Al día siguiente tenía 4 horas para ver el Distrito Federal. Obviamente no puedo verlo todo. Me levanté a las 6 de la mañana pero todo cultural abre entre las 9 y las 10. A las 7 estaba desayunando en la calle 5 de mayo, luego visité un par de iglesias ya abiertas.
Entre 8 y 8:30 volví al hotel pero no lograron conectarme con ella. A las 8:40 salía hacia el zócalo y el Templo Mayor. En la guía trotamundos pone entrada gratis los domingos. Pues sí, es gratis, para los mejicanotes con pinta de mejicanotes. Al resto nos paran y la frase quedó para el recuerdo:
-  ¿Habla español?
-  Sí
-  Pues son 51 pesos, pase por taquilla.
Ni buenos días ni bienvenido y si al menos te lo dijeran con una sonrisa te sentirías menos atracado cuando ves pasar a otros sin pagar. No es muchodinero, pero aún así. En Borobudur nos hacían pasar por otra puerta, nos cobraban más, nos daban un te y nos ofrecían guías. Otro detalle es que no se puede pasar líquidos. No compreis una botella de agua inmediatamente antes si no planeais bebérosla. Si se lleva cámara de bolsillo se puede llevar en el bolsillo y evitar otros pluses ocultos en la guía ya comentada.
La visita, leyendo los carteles y parándome sin memorizar nombres de dioses me costó un poco menos de 2 horas. En esas 2 horas incluyo el palacio de la Autonomía.Un bedel agradable se ofreció a explicarme todo sobre las escavaciones y el convento, la revolución y Porfirio. También incluyo el museo creado principalmente con las piezas sacadas de las escavaciones.
De ahí al Palacio Nacional. No cobran entrada pero no se puede meter agua y a la entrada te recogen tus bolsas por 10 pesos en consigna. Sacad el movil porque hay algún punto para descargar información con bluetooth.
No sé si por el bicenternario de la independencia, pero nos ponen el entrada un reportaje sobre la construcción de Méjico y empblemas de la independencia mejicana. Interesante pero lo mejor son los murales de Rivera y el patio interior. Hay varios guías en el interior que se ofrecen gratuíatamente pero no estaban presentes para la pregunta sobre la barretina en lo alto del congreso mejicano.
En el jardín hay una piedra que recuerda el lugar de donde se extrajo el famoso calendario azteca. Allí me quedé un rato a escuchar un hada relatando una saga.
El homenaje a Benito Juarez lo pasé bastante rápido porque no había tiempo si no para comer e ir al aeropuerto.

sábado, 9 de abril de 2011

Con dinero o sin dinero...

Empiezo en unas horas un viaje incierto, con límite de dinero y ya veremos qué más.

Si, límite de dinero porque el otro día perdí la tarjeta de débito, pero la historia viene de antes. La historia empezó porque este país tiene unos bancos que no tienen dinero. El dinero está en los cajeros, pero los trabajadores no tocan billetes. Yo necesitaba pesos mejicanos para mi viaje, así que fui a la oficina de debajo de mi casa.
- Buenos días (recién abiertos) ¿me podría indicar cómo conseguir pesos mejicanos?
- Vaya a su sucursal.
Mi sucursal está en el quinto pimiento a la derecha porque allí me ofrecieron los mejores intereses para mi hipoteca. Cambio el turno con un compañero para llegar a tiempo a mi sucursal.
Llego a mi sucursal.
- Buenas tardes (3 minutos antes de cerrar) ¿Me podría dar pesos mejicanos?
- Mire, es que en esta sucursal no damos dinero, tome la lista de sucursales donde puede conseguir dinero.

Me imprime un papel con 3 sucursales. Veo que una está abierta de lunes a domingo de 5 a 23 horas y me pongo contento porque no voy a necesitar correr más.
Espero al martes de esta semana. Con un turno de trabajo que me impide ir a horarios normales a los bancos, me dirijo a esta sucursal: Cerrada.
Vuelvo el miércoles a las 9 de la mañana.
- Buenos días. ¿Me podría dar pesos mejicanos?
- Mire, vaya a aquel cajero.
- Buenos días, ¿Me podría dar pesos mejicanos?
- No, es que no tenemos pesos mejicanos.
- ¿Dónde puedo conseguirlos?
- En la oficina de cambio junto al MacDonalds

Voy allá y está cerrado. Con prisa para llegar al tren no miro los horarios.
Vuelvo el jueves. Oficina cerrada. Pásese por nuestras oficinas donde Jesucristo perdió la zapatilla girando a la izquierda. Osea que si voy no llego al trabajo. Miro la lista de oficinas donde se supone mi banco me da cambio de moneda. La otra oficina está un kilómetro antes que la comentada anteriormente. Mismo problema que con la primera oficina de banco. La tercera, donde puedo ver en los detalles que dan hasta cheques de viaje, está en Rouaansekaai. Kaai en holandés es como puerto. Osea que hay un buen trayecto hasta allá. Nunca llegaría con estos horarios de trabajo.

Así pues, me dirigí a la oficina de turismo donde me sugirieron otro sitio. No tenían muchos pesos pero salimos del paso. Eso creo.

Lo de la tarjeta... bueno, fui a enviar un paquete y tiré el ticket de pago con la tarjeta a una papelera. Sin más comentarios.

¡Me voy volando!