domingo, 1 de marzo de 2009

Otra vuelta de tuerca a la crisis

No hay nada como escuchar algunas mentes y lectores privilegiados para darte cuenta de lo que la globalización supone.
Hoy estaba escuchando las noticias del canal de Bloomberg y una de esas mentes me mostraba la nueva vuelta de tuerca que la situación bancaria está dando. Hay dos países que han estado internacionalizando sus sistemas financieros y que ahora pertenecen en su mayoría a multinacionales bancarias. Estos países son Polinia y Hungría. Ante las apabuyantes deudas que sufren estas multinacionales y, siendo que tienen unidades comerciales en estos países, se les ha ocurrido lo siguiente: especular contra la moneda del país.
Polonia tiene que cumplir los requisitos de convergencia para entrar en el Euro. El plan estimado era que entrara en el 2012. Esos requisitos son estabilidad monetaria, control de la inflacción y control del déficit público. Para que esos requisitos se cumplan, la Unión Europea ayuda económicamente a Polonia. Si no se logran, se pospondría la inclusión de este país de 40.000.000 de habitantes en la zona Euro, lo que conlleva gasto inútil de materiales, recursos y políticas así como un detrimento de las ventajas en cambio (que cobran los bancos) y aduana.
Lo que los bancos hacen al especular contra la moneda es suponer que, si ellos la devalúan, la UE comprará moneda para reflotar el valor o viceversa. En todo caso, de este juego económico los bancos sacan beneficio que pagamos los europeos con nuestros impuestos. Para quien no se lo crea, pongo en el link la diferencia de valor del Zloti con respecto al €.

Os juro que viendo esto, solo quiero que hundan a estos miserables economistas de la banca internacional.
Por otra parte me quedo con las declaraciones de Zarkozy, que es un genio de la política internacional: "Si vuestras empresas no son seguras con esos tipos de cambios en esos países, os damos facilidades en Francia para que las traigais a un entorno más estable".

2 comentarios:

El crítico de Zaragoza dijo...

Hoy contaban en el telediario que los países pobretones europeos exigían dinerito del fondo común y los ricos les contestaban que lo necesitaban para tapar sus agujeros. Todos somos europeos, menos cuando vienen mal dadas, que entonces somos franceses, alemanes, ...

ranitadepapel dijo...

La vida es ironica, los bancos más :p
Yo lo unico que aprendí de ellos es que toda operacion genera un papel, dicho papel se guarda en algo llamado archivo, (cajas de carton y cajones que explotan en algun sotano polvoriento.) Digo yo que cada cierto tiempo le pegarán fuego, por aquello del volumen excesivo.

Por supuesto todo esto es en el banco de andar por casa, ni te digo lo grande que deben ser los sotanos cuando te dedicas a estafar paises.