sábado, 10 de enero de 2009

Me hago mayor

Las cosas no paracen ser ya como eran antes. Ahora voy con una panza persiguiéndome bajo mi nariz y me han enseñado a aceptarla porque soy un amante de la comida a falta de sexo. Hoy me han dicho que da gusto verme comer. Se puede ver que lo disfruto. Claro que lo disfruto. No sé que pasará ahora que me he propuesto ir al gimnasio para equilibrar mi perfil (que bonito eufemismo)

Me hago mayor. Ya no cierro los bares, ya no voy a trabajar inmediatamente después de salir de marcha y con la resaca empezando a martillear sobre mi cabeza. Cada vez son más tristes las canciones de amor. He dejado de buscar sin rumbo y hasta me compro casa. Hoy domingo gasto mi tarde en ir a la feria de la construcción y renovación de vivienda. Soy mayor. Cada una de las llaves de mi llavero son ahora sólo responsabilidad mía y mi tabaco me lo compro yo. Bueno, en mi caso es completamente una metáfora, no es que haya empezado a fumar con el principio del año. Hace tiempo que dejé de rodar de cama en cama y lo único que me llena es el abrazo tras el coito. Ya no robo en el supermercado y hasta devuelvo el cambio cuando me lo dan mal a mi favor. Ya no duermo en estaciones de tren o autobús, o no hay tantas posibilidades como antes de que lo haga. Ahora, en lugar de ahorrar para hacer turismo ahorro para ir a bodas y cuando visito a amigos, empiezan a tener niños revoloteando.

Me dicen que soy mayor. Mis padres ya no me preguntan por mi pareja si no que le preguntan a mis amigos; me han dejado por imposible. Voy a casa de los amigos y me dicen que a ver cuando me echo novia, que hay que sentar cabeza, que hay que tener una vida... Incluso a veces tratan de contarme que tienen una conocida que me vendría muy bien y montan una cena en la que, curiosamente somos los dos únicos solteros. Esas cenas en las que tu eres el animal del circo y se espera que hagas el mono para atraer a la hembra, una hembra que está tan abochornada con la situación como tú. La otra víctima termina riendo mis frases por puro compromiso y con una mirada ambigua entre "¿Porqué no te callas?" y "a ver cuando se acaba esta tortura".

Entonces les relato mi vida en Amberes, y que el año pasado estuve en India, Alemana, Holanda, Bélgica, Francia, Irlanda y Luxemburgo. Cuento mis inquietudes por empezar de nuevo holandés, por visitar nuevos lugares y preparar los viajes para el año que corre, y entonces el argumento no puede ser otro que "a ver cuando sientas cabeza"

¿Y si mi cabeza está ya sentada? ¿Y si estoy haciendo precisamente lo que quiero mientras que otras personas no están haciendo lo que quieren? ¿Y si he roto los estereotipos sociales porque no soy uno de ellos? ¿Y si otras personas quieren que yo haga lo mismo que ellas para dejar de tenerme envidia? Vale, que no es envidia. Seguramente estén pensando en mi bien y que sus vidas son perfectas y por ello, mi vida, debe alcanzar tal perfección como la suya.

3 comentarios:

chafan dijo...

mmmmmmm yo creo que estoy de tu parte en esta movida.
A mi me molesta y mucho el que se me venga con esa preguntita. "y tú, qué? no has encontrado a ninguno??" como si esto consistiera en como quien sale a pescar... Llevo aprox 3 años sin pareja y qué pasa?, bien claro tengo que si no estoy con nadie es porque sencillamente no quiero. No se termina el mundo ni se sienta la cabeza con pareja o sin ella. Lo raro es que te lo tomes tan tranquilamente, yo de tantas veces que van ya llega incluso a molestarme. Dan ganas, a veces, de decir algo así como "para qué, para estar como estás tú, resignada y medio amargada?? para eso me quedo tal cual estoy"

Por otra parte, una vez oí por ahí que la juventud es un estado del espíritu y creo que es muy cierto.

Nerea dijo...

y...resumen de lo que escribi hace 2 dias y nunca aparecio: me considero totalmente en ese status de "me hago mayor": cada vez que voy a casa-zaragoza,spain- tengo que soportar las miradas de muchos de desaprobacion/desacierto/incredulidad debido a que no cumplo con los canones establecidos:a mis treinta y algo y sin casar, sin hijos e intentando vivir una experiencia maravillosa: mi vida como yo quiero vivirla. La diferencia: parte de sus criticas parten de las ganas que muchos de ellos querrian tener de echarle huevos y pirarte de tu pais a vivir experiencias irrepetibles-o de haber elegido estar sola antes de aguantar a mucho imbecil que hay por ahi suelto- y yo, personalmente no me cambiaria por nadie.Y espero seguir haciendome mayor a tu lado jorge, porque a pesar de nuestros altibajos nos hemos convertidos en 2 seres cuanto menos interesantes y llenos de experiencias en la espalda. A ver quien divierte mas al personal cuando lleguemos a los sesenta y algo...je je...

El crítico de Zaragoza dijo...

"Mis padres ya no me preguntan por mi pareja si no que le preguntan a mis amigos". Impagable frase que resume la inmadurez sentimental de un adulto según el sesgo de la sociedad tradicional representada por nuestros padres. ¡Y aún tienes suerte! Es mi pareja la que me pregunta por lo mismo, lo cual no es chocante, sino chungo...