lunes, 12 de enero de 2009

Pequeñas maravillas medievales

Este fin de semana visité por primera vez La Haya. Los planes eran ambiciosos pero la pereza de algunos a la hora de levantarse fue mayor que la predisposición. El objetivo no era ver La Haya en sí, si no el museo Meermanno.
El caso es que si a salir tarde le añadimos un atasco en la autopista por un accidente, tarde pero llegamos. El museo se encuentra en en Princessegracht 30, junto en uno de los canales de la ciudad (Gracht significa canal en holandés) Otra ciudad más con canales, con lo que me atraen siempre... habrá que volver.
La exposición que nos llamaba es sobre la Maertlans Rijmbible, o la biblia en rima de Maertlans. La biblia es de 1311 y Maertlans es un poeta flamenco nacido en el 1271. En algún sitio he llegado a traducir que era el primer poeta en lengua holandesa. Al parecer la importancia de este texto radica en el sus miniaturas y en que junto a la versificación de una parte del antiguo testamento incluye otros textos sobre la conquista de Jerusalem. Para quienes estén interesandos, en toda esta documentación sobre la biblia he encontrado un link sobre un programa de digitalización de documentos holandeses llamado Het Geheugen van Nederland.
Entre muchos más documentos se encuentra el que nos reunió a los 5 frikis del arte e historia. La biblia fue decorada por Michiel van der Borch, que realizó miniaturas para iletrados. En la antesala se recogían otros libros decorados con miniaturas como una enciclopedia de criaturas que se suponían existentes, o la llamada biblia de París, otra obra de arte por sus miniaturas.

El museo se divide en la parte de la exposición temporal y la exposición fija. La exposición temporal podría llenarla de detalles y dibujitos, pero creo que con los links que os he puesto ya teneis bastante. La parte de exposición fija, posiblemente sea la tercera colección de objetos recopilados por una persona después del museo Ingrés y el museo Lázaro Galdeano, especialmente por su contenido en piezas egipcias o el perfecto estado de las griegas y no por su cantidad. Claro que no he visto cientos de estos museos, pero alguno he visto ya.

Desde allí, a las 6 de la tarde en pleno invierno es de noche. Fuimos al palacio de Orange, sede del senado holandés hoy en día. Nos contaron la anécdota de que el lago sobre el que se nos ve, cuando se congela, cada mañana rompen el hielo para evitar atentados de algún suicida que venga por el agua. También nos contaron cual era la casa del primer ministro holandés y la historia de un triste cisne.

De ahí fuimos a un tailandés a cenar del que no voy a hacer referencia porque no lo considero ni recomendable ni deleznable. La entrada en "de capone a..." se postpone a una nueva experiencia. Lo que si actualizaré en la web de recetas, siempre con consenso de mi buen amigo Yvan, la receta de las famosas galletas de la cocinera de Virginia Wolf. Voy a intentarla tras pasar por un coffie shop a por algún ingrediente necesario.

En fin, una noche muy entretenida en mi primera visita a la capital política de Holanda a la cual debo volver porque me he prometido ver el cuadro Het Meisje met de parel, conocida por el libro y la película "La joven de la perla"

1 comentario:

Nerea dijo...

Aclaracion sobre el principio del blog: lo que algunos denominan pereza sobre predisposicion otros le llamamos tener que trabajar el dia anterior hasta la madrugada por haber estado disfrutando el dia anterior de cervezas con dos buenos amigos: el escritor del blog mismo y un encanto de mujer...