jueves, 25 de enero de 2007

Historia muy resumida de formatos documentales


A modo de resumen, y ampliando un poco más lo relativo al siglo XX, he resumido la historia de la documentación como ejercicio para mis clases. Tal vez os interese, tal vez no, pero ahí queda.


Desde que el hombre aprendió a hablar y a contar ha buscado mediospara conservar información. Los más antiguos que conocemos son líneasen tablas de arcilla; probablemente aun antes se usaron piedras osemillas como unidades para contar. La escritura tomó dos caminosdivergentes: el ideograma y la representación gráfica de sonidos(fonemas). Hoy tenemos decenas de alfabetos fonéticos, ideogramasaltamente sofisticados y un sistema adicional, el binario, que puedealmacenar ambos, además de imágenes y sonidos.

La capacidad de almacenar información avanzó a la par con los medios.Primero el papiro y el pergamino, luego el papel con tintaspermanentes, permitieron crear documentos duraderos. Si no se hubieraquemado la Biblioteca de Alejandría, es probable que hoy podríamosleer miles de textos escritos a mano hace más de 2.000 años. El proceso era lento y cada texto era único, hasta el advenimiento del invento trascendental que fue la imprenta. El poder reproducir textos mecánicamente fue el inicio de una revolución cultural que cambió el mundo.El empleo de la electricidad para las comunicaciones, primero con el telégrafo y luego con el teléfono, dio lugar a los primeros intentos de almacenar información por medio de la electricidad. La idea de almacenar información magnéticamente fue sugerida en 1888 por elingeniero inglés Oberlin Smith, y la primera grabadora magnética fue inventada por el ingeniero danés Valdemar Poulsen en 1898. Poulsen grabó en forma análoga el sonido captado del teléfono en un alambre enrollado sobre un cilindro. Basado en la invención de Poulsen, el ingeniero alemán Fritz Pfleumer construyó en 1926 la primera grabadora de cinta. Una tira de papel cubierta con polvo de óxido sirvió para grabar magnéticamente elsonido. El invento de Pfleumer, perfeccionado por la empresa alemanaAEG, fue mantenido en secreto durante la Segunda Guerra Mundial. Acabada la guerra dos ingenieros norteamericanos llevaron la tecnología de Alemania a Estados Unidos. El ingeniero norteamericano John Mullin y el cantante Bing Crosby jugaron un papel decisivo en eldesarrollo de la grabadora de cinta comercial. La empresa Ampex, en la que Crosby invirtió 50.000 dólares, se convirtió en el líder de este nuevo campo de grandes proyecciones. Rápidamente la cinta reemplazó al disco en las grabacionesprofesionales, y ya en los años cincuenta, con la entrada de Crosby ala televisión, Mullin y Ampex comenzaron a desarrollar la grabadora devideo en blanco y negro. Dado su costo y complicación técnica, lacinta magnética fue usada solo para grabar audios de alta calidad. Lascostosas grabadoras 'reel to reel' de alta velocidad eran elinstrumento favorito de audiófilos.

EL CASSETTE
En 1963 la empresa holandesa Philips introdujo un nuevo sistema para almacenar sonido en cinta magnética: el audio caset compacto (nombre que registró). Las ventajas del caset (su reducido tamaño y bajo costo) lo convirtieron en el medio por excelencia para almacenar yreproducir audio. El mismo sistema análogo fue desarrollado para elvideo, aunque para este uso requería de un equipo mucho más costoso.Al llegar las primeras computadoras personales, el caset fue unaopción para el almacenaje de información, pero en este caso ya noanáloga sino digital. En los años 70, cuando además de música el caset ofrecía grabacionesde obras literarias. Isaac Asimov, ante una afirmación de que el casete impondría como medio de información, escribió en defensa del libro. En su ensayo describió un caset perfecto, que no requería de energía eléctrica, que funcionaba con la luz solar y, en caso de necesidad, hasta con una vela. Además de no borrarse con un imán o deteriorarsecon el tiempo, aún desgastado, mientras se pudiera identificar sus signos seguía cumpliendo su misión. Es más, se podía marcar con un papelito los sitios donde había información relevante y recuperarla al instante. El maravilloso supercaset no es otra cosa que el libro. Asimov tenía razón, el caset nunca reemplazó al libro, aunque llegó a reemplazar a un alto porcentaje de discos Long Play (LP). El sistema de ambos es análogo, pero el disco trabaja con más fricción y sufre un desgaste inevitable. Por su parte la cinta magnética suele sufrir desprendimientos entre los 15 y 20 años de vida. El costo de producción de un disco LP es más alto que el de un caset. A partir de los años 80,la computadora personal comenzó a ganar un espacio y con ella ladigitalización de la información fue pasando a primer plano.
EL DISCO DURO
El disco magnético para grabar información, con cabezales de grabación y lectura data de las primeras grandes computadoras. Ya en el año1956 existían discos duros capaces de grabar varios millones de bytes. El ordenador de la foto es un 350 RAMAC de IBM con una capacidad de 5 MB . Antes de 1980 la mayoría de los discos eran de 20 ó 35 cm. y requerían mucho espacio. Estos discos eran artefactospesados que requerían de muebles especiales, que fueron bautizados enla industria con el nombre de 'lavadoras'. A diferencia de lasactuales, las primeras computadoras personales usaban discos externosy disquet ('floppy disks') de material similar al de la cintamagnética. La primera PC de IBM (la 5150) no tenía disco duro. En los años 80 las computadoras personales adquirieron discos duros provistos porfabricantes externos. También se popularizaron los discos duros exteriores que, conectados a la computadora, aumentaban su capacidadde almacenar datos. Así como la densidad de los microcircuitos fue creciendo a paso acelerado, también la del disco duro aumentó de manera exponencial.

En 1956 la gran computadora Ramac de IBM almacenaba 5 megabytes (5millones de bytes) en 50 discos de 60 cm. de diámetro, ubicados en unpesado mueble. En los años 80 las computadoras adquirieron discos demenos de 30 cm. de diámetro con una capacidad de 20 megabytes. En los90 llegaron los discos de un giga de capacidad (1.000 megabytes, unacifra con nueve ceros). El año pasado el disco más pequeño que seguíaen producción era el de 20 megabytes, mientras que el disco internomás grande alcanzó 768 gigas en cuatro discos. El 5 de enero de esteaño Hitachi anunció que tendrá un conjunto de cinco discos con unterabytes (mil giga-bytes, una cifra de 12 ceros) disponible antes deabril. Este aumento en la capacidad de almacenaje y la velocidad de acceso enlos discos duros les ha dado nuevos usos. El popular iPod de Apple debe su eficiencia a un pequeño disco duro, que también es el elemento que ha hecho posible las nuevas grabadoras de video. La última aplicación del disco duro en un artefacto portátil está en los teléfonos celulares de múltiples funciones de última generación. El almacenaje de información, aunque no ha superado al libro en algunos aspectos, ha adquirido otro elemento adicional de gran impacto: el CD o disco compacto óptico.

No me meto con el CD porque me canso.