lunes, 20 de abril de 2009

Keukenhof

Este fin de semana he añadido 3 lugares a mi lista de visitas.

El primero es Etterbeek.
Etterbeek es un barrio de Bruselas que todavía no había pisado. Nada más bajar de la parada de Merode me encontré bajo una fina lluvia la puerta que da nombre a la parada de metro. Me gustó el parquecillo y las indicaciones históricas pero no tenía mucho tiempo; iba a ver "Petites Histoiries de la Folie Ordinaire" Pasé un buen rato y espero conseguir el texto de la obra. Lamentablemente sólo hubo 2 pases y no puedo recomendar ir a verla en los próximos días, lo cual es una pena porque era gratuíta.

Luego no hubo tiempo para más. Acabó muy tarde y tuve el tiempo justo para coger el último tren hacia Amberes. La persona con la que tenía planeado tomarme la cerveza adeudada me propuso un plan interesante.

El segundo es Lisse.
Lisse es una población que ignoro si tiene importancia pero, para lo que iba a hacer allí igual me da. Lo que sí es importante es el precedente de que, a la zona donde pertenece este pueblo lo llaman "de las dunas y los bulbos". Fui a visitar Keukenhof. Keukenhof es una atracción que abre de marzo a mayo y luego permanece cerrada. Recuerdo que alguien me dijo que era como un gran jardín botánico con flores y fue, más o menos, lo que Sonsoles me dijo. Tenía en mi memoria los jardines de Mainau, en Alemania pero limitrofes a Suiza. En el link recomiendo clicar en "hier" y hacer un recorrido fotográfico con las vistas de 360º.
Con esta idea en mente salimos a las 9 de la mañana camino norte. Poco después de pasar La Haya vino el desvío y la fila. En la web recomiendan ir en tren hasta Lisse y allí coger un autobús. Palm Treo nos decía que faltaban 8 kilómetros y estábamos parados, o mejor dicho, su aplicación de navegación / condución. Por suerte es muy listo y nos dio una ruta atravesando parte del pueblo de 3 kilómetros más pero por la que llegamos enseguida.
En la entrada la mujer me devolvía 10 euros de menos. Gracias a Dios que estamos alerta. Esto no habría pasado de ser una anécdota si, en el restaurante, no nos hubieran cobrado un menú de niño de 5€ euros al precio de medio pollo (15€). Atención a quien vaya, que vigile los cambios. Recomiendo llevar bocadillos y agua. El mapa del lugar también te lo cobran a un precio de 4 euros por lo que recomiendo imprimirlo aunque ya se han encargado en la web de no ponerlo con la mejor calidad posible.
Esencialmente el parque reune a 95 distribuidores de flores del entorno y les da un espacio para que lo rellenen con sus flores. Es como un gran mercado al aire libre por el que te cobran entrada.
Es muy bonito ver tantos tipos de tulipanes y narcisos pero yo empecé a saturarme en la primera hora. Quería más variedad como en Mainau. Alguna rosa, alguna orquídea, algún vivero de plantas tropicales... Nada. Supongo que les salen gratis las flores y nos cobran al resto. Tras 4 horas las narices, incluso de quien no es alérgico, empiezan a saturarse de polen y olores.

Al final yo recomendaría una vuelta por Holanda en este mes porque los tulipanes y los molinos están preciosos con este solazo. A la vuelta decidimos que hacía un buen día y se podía ver el mar y cenar

El tercero es Scheveningen.
Scheveningen es la población que hace de playa de La Haya y cuya existencia conocía gracias a Yvan. La anécdota cuenta que este nombre era usado como contraseña en la segunda guerra mundial para diferenciar la población holandesa de posibles intrusos alemanes por su dificil pronunciacion. Aparcar allí es una locura. Los aparcamientos de calle son de máximo 60 y 120 minutos a casi 2 euros por hora. Si se quiere, se puede dejar el coche a cierta distancia y coger el tranvía.
Cenamos en un restaurante llamado Crazy Piano del que espero hacer muy pronto comentario en De Capone a... De ahí a casa y a dormir, que me tenía que levantar a las 5 de la mañana.

5 comentarios:

Sonsoles dijo...

Pero Jorgeeeeeeeee q clase de descripcion de Keukenhof es esa??? si fue super chuliiiiiiiiii.joo pos yo me lo pase chupi y me parecio super bonito con todas esas flores de distintos colores.Y el sol hizo q los colores parecieran aun mas bonitos y magicos.Y no digas q tu no te lo pasaste bien q no te creo :P

Correcaminos dijo...

Es una descripción crítica.

El día fue genial contigo al lado. Puedo centrarme en cómo se me caía la baba viendo flores y bellezas o puedo ser más objetivo, pero es que no quiero pasarme esta entrada de mi blog hablando sobre ti.

Me lo pasé muy bien y hace mucho tiempo que no disfrutaba de un estallido de color y espectáculo como el del domingo.

Comer, hablar, amar dijo...

El barrio de Bruselas es Etterbeek.

Correcaminos dijo...

Gracias por la corrección.

Comer, hablar, amar dijo...

¡A ti por escribir el post!