miércoles, 1 de octubre de 2008

Habemus Domus

Ya relaté las aventuras hasta conseguir este piso así que voy a seguir el relato desde ese 30 de marzo.
Volví de la India y ya no tenía donde vivir. Estuve vagando de casa en casa, de favor en favor, e incluso pagando algún hotel o residencia donde pude revivir los momentos de algún escritor frustrado. Llegué a dormir en un antro donde no sé si me molestaba más el olor a semen incrustado en el papel pintado de los años 60, el olor de la cocina china del otro lado de la manzana o la intuición de pulgas que se juntaban al calor de la casa, que en ese caso era yo.
El caso es que llegó finalmente, con eternos agradecimientos a Simone y Antonio, el 11 de mayo, día en que recibí las llaves y acordé empezar a pagar una renta de 450€ por mes. Desde ese momento empecé a ser un poco amo de casa de verdad y a tener un montón de invitados. No podré olvidar a mis padres por su ayuda, a Jose por sus recorridos por los pasillos del IKEA y a todos por arroparme en un momento tan complicado. Momentos como estos es siempre bienvenido compartirlos con amigos, aunque muchos se lo tomaran como vacaciones para mi fueron una gran alegría.
Llamaba de vez en cuando a los ex propietarios y no me decían nada. Perdí la tarjeta de la mujer que llevaba mis papeleos en el banco, por lo que nunca la llamé, y en el notario me decían que estaban trabajando en ello. Con todo esto llegó el momento de mis minivacaciones en Zaragoza: Boda de un amigo y 3 días de Expo. Muchas gracias a Isabel por su compañía esos días, la verdad es que me dio el sosiego que tanto pabellón me había quitado.
Bueno, vuelvo al piso y vuelvo a Amberes. A mi regreso me encuentro 2 llamadas del banco. Les pregunto y me responden que el notario no ha tenido todos los papeles a punto cuando se ha acabado la oferta del 4,75% de interés. Faltaba un papel de la administración que certificara que el suelo del inmueble estuviera sin polución. El papel llegó 4 días tarde y eso impidió que prorrogaran mi oferta. Esto me ha costado 270€ de trámite de hipoteca y 0'75% más a añadir al interés fijo anual. Ahora deberé pagar 50 euros mensuales más al banco.
Tras semejantes noticias me enfadé, pero es lo único que podía hacer. El banco le hecha la culpa a los papeles, el notario a los funcionarios y a los funcionarios se la suda que por su culpa tenga que pagar 15000€ más al banco.

Finalmente firmé el dia 30 de septiembre, 6 meses mas tarde de haber acordado la compra-venta. El notario me explicó muchas cosas que voy a intentar recoger y así no me olvido al menos de unas cuantas:
1. Me dio (en francés) las condiciones de mi crédito. Empiezo a pagar el día 30 del próximo mes. El banco tiene derecho a quitarme la nómina para cobrar los impagados y no reseña mínimo legal para mi.
2. Me dio una facturita por sus honorarios de 4219,44 €
3. Me dio un papel donde certifica que la vivienda tiene un valor catastral que me da la obligación de pagar 24690 Francos belgas como IBI, o lo que es lo mismo 612,05€ al año. Me aseguró que me llegaría carta pidiéndomelo. También me dijo que me esperara para el próximo año unos 625 y que si me revisaban el precio, que contara con sus servicios. Para entonces, lo mejor es sacar una foto de los cuartos ahora que no hay nada ni está bonito, por si tienen que presentar alegación. Esas fotos son las que se presentan con cierto desorden buscado.
Dicho papel no debo perderlo porque me lo pedirán para la declaración de la renta.
4. Me dio varios papeles de la comunidad con los últimos partes de las reuniones de vecinos
5. Otro papel de la comunidad diciendo que tengo que aportar al fondo común 684€ que me serán devueltos cuando venda o me vaya
6. Un papel del ayuntamiento donde define mi vivienda y lo que debo pedir al ayuntamiento permiso si hago alguna reforma. Esto lo tengo que llevar a un colega que hable buen holandés y me lo explique con detalle.
7. Folletos del gobierno regional sobre las ayudas a la reforma que puedo solicitar. Aquí me aclaró que en mi hipoteca hay un dinero que puedo meter como préstamo hipotecario sin necesidad de solicitar otro crédito ¿Estarían compinchados banco y notario?
8. Una fotocopia con el texto legal donde limita al banco su acceso a mi nómina en caso de tener hijos. Me dio la oportunidad de tirar el papel, pero tampoco pierdo mucho por guardarlo.
9. Un papel con mi tasa mensual y el descuento que se ofrece a los compradores de primera vivienda ya aplicado sobre los pagos al banco.
10. Fotocopia del dichoso certificado de polución. El terreno está sucio por una antigua imprenta que había en la esquina. Esa polución se considera histórica y no conlleva "gastos extraordinarios" (será para ellos, que a mi ese papelito me ha costado los 15000€)
11. El documento que certifica que la casa está dividida en apatamentos y que a mi me toca uno. Vamos, ese papelito que se debe transferir cada vez que compras. Aquí puedo ver que la casa no son 70 metros cuadrados, si no 80, y que ha sido construída en 1964.

Tras todos estos detalles, resulta que al representante de los dueños no se le ocurrió que me debían dar las llaves del piso. El mismo notario llamó a la inmobiliaria pero ellos no saben donde están. Llamé por la tarde a los ex proprietarios y dicen que ellos no las recibieron de la inmobiliaria. O alguien me miente o alguien ha perdido unas llaves que yo necesito urgentemente. La llave de la puerta de la casa no se puede reproducir salvo esperando una semana. El lío de la casa no quiere acabar.

Que decir... tal vez que ya empiezo a hacerme abuelito y tener mi sitio propio me tocaba. Hoy me he ido a tomar unas cervezas con Nerea para celebrarlo pero mañana es día de escuela, así que me voy a dormir. Mientras tanto ya empiezo a hacer planes con más libertad y convencimiento para el futuro cercano.

1 comentario:

Carlitos & company dijo...

Enhorabuena por la compra tan ansiada de ese peazo de apartamento! Desde aqui nos alegramos mucho.

Un abrazo cuñao